Cómo empezar a hacer música. Empieza desde cero Gratis hasta sonido profesional

5
(3)

Producir música es una maravillosa salida creativa, una excelente manera de expresarse, ¡y es divertido!

Por desgracia cuando buscas sobre cómo empezar a producir música, recibes un montón de malos consejos de empresas que intentan venderte algo.

Eso apesta, así que he escrito esta guía para el principiante que necesita una guía para entender el terreno y conocer exactamente qué equipo se necesita (y nada más) para empezar a hacer música desde hoy mismo…

¿Cuanto me va a costa?

Las dos mayores preocupaciones de la gente antes de lanzarse a la producción musical son que temen que puede ser demasiado caro para ellos y no poder permitírselo y que su falta de conocimientos técnicos y de teoría musical les frene.

Por suerte, no hace falta gastar mucho dinero para empezar a producir música realmente buena, y puedes aprender teoría musical más adelante.

Incluso hoy en día hay herramientas para que puedas crear tus canciones sin conocimientos de teoría musical o para aprender esta de una forma más orientada a la producción con ordenadores.

Lo importante es que mantengas una mente abierta y te acerques a la producción musical con una actitud optimista.

Esta guía te guiará por todo el software y el hardware que necesitas para empezar a producir música en tu ordenador. Si no puedes permitirte todo lo que hay en esta lista a la vez, no te preocupes.

Por todo esto hemos dividido la guía en dos grandes apartados. El primero para empezar a hacer música completamente gratis utilizando tan solo una computadora, y después vamos a ver un acercamiento más ampliado para hacer música y alcanzar un sonido profesional.

Todo lo que necesitas para empezar a hacer tu primera canción es un ordenador y un programa de producción (o una estación de trabajo de audio digital – DAW).

Empieza a hacer música de forma gratuita

Aprender a producir música no es tan difícil si puedes dejar de lado toda la información adicional y no relevante que hay. La verdad es que es muy poco lo que necesitas para empezar hoy y es probable que ya tengas la mayor parte.

Toda esa información extra entra en juego más tarde, cuando empiezas a progresar en el camino de hacer música. A continuación te digo el equipo mínimo que necesitas en función de tus objetivos, y luego te doy un marco para escribir tu primera canción.

A partir de ahí, la discusión se centra en mejorar y en cómo hacerlo, además del siguiente conjunto de equipos de estudio esenciales que podrías necesitar si quieres ampliar tu repertorio. A partir de ahí, podrás decidir hasta qué punto quieres dedicarte en serio a la producción musical y si se convertirá en una carrera o, al menos, en un negocio secundario.

Quiero asegurarme de que estoy haciendo cero suposiciones acerca de lo que sabes, así que en esta parte voy a hablar contigo como si no sabe absolutamente nada…

Las empresas te hablarán de todo este equipo de estudio avanzado y profesional que necesitas (casualmente están listas para vendértelo), pero la verdad es que como mínimo puedes empezar a hacer música con dos cosas.

El Equipo Mínimo para Empezar a Producir Música de forma Gratuita

Si estás interesado en hacer ritmos de rap, música electrónica de baile, trap, reggaeton o instrumentales de pop, puedes arreglártelas con sólo un ordenador y un ratón o incluso con una tablet (aunque no te recomiendo que vayas por el camino de la tablet porque así no puedes crecer mucho).

Unos altavoces de estudio o al menos unos auriculares baratos pero pensados para la producción (puedes encontrar algunos que suenan bastante bien incluso desde 20-30€) también serán una buena idea para comenzar. Pero si tu presupuesto es inexistente, no te desanimes, comienza con el sonido de tu propio ordenador y ya ampliarás el equipo más adelante.

Más allá de eso, necesitas un software diseñado para ayudarte a hacer música.

Se llaman estaciones de trabajo de audio digital (DAW). Probablemente hayas oído hablar de algunas como Pro Tools, Logic Pro X o Ableton Live. Si tienes un ordenador Mac, ya tienes instalado el programa gratuito Garage Band (el hermano pequeño de Logic), que sigue siendo uno de los mejores DAW.

Para resumir, lo mínimo que necesitas es:

  • Ordenador de sobremesa o portátil
  • Software de estación de trabajo de audio digital o DAW
  • Unos auriculares o monitores de estudio (altavoces)

Eso es todo!

Para Windows hay un montón de DAWs gratuitos que puedes utilizar y para Mac ya tienes Garage Band.

Gracias al MIDI (¿Qué es el MIDI?) puedes introducir notas musicales con el ratón en el roll del piano y escribir canciones profesionales enteras. Así es como se producen la mayoría de las canciones de rap, pop, house, trap y EDM.

Tu software DAW vendrá con una tonelada de fuentes de sonido de audio, muestras y plugins. Todo lo que necesitas ya está incluido, aunque no lo creas. No hay ningún obstáculo ni bloqueo en tu camino, aparte de aprender a usar la DAW, lo cual no está tan mal.

Invertir en unos monitores de estudio
Evidentemente, en sus inicios, no es imprescindible sería minimamente recomendable disponer de unos buenos auriculares para escuchar sus composiciones. Sin embargo, un elemento muy importante para hacer música al que debes prestar mucha atención es comprar unos monitores de estudio decentes, sobre todo si vas en serío con la producción y piensas mostrar tus creaciones al resto del mundo.

Si has utilizado monitores baratos o que no se dedican a la producción musical -como multimedia o videojuegos-, te sorprenderás cuando escuches tu música a través de un equipo profesional o fuera de tu estudio.

Esto se debe a la gran diferencia en la respuesta en frecuencia entre los distintos tipos de monitores. Así que no dude en asegurarse de que su audición sea lo más clara y equilibrada posible. Ayudará y mejorará el análisis y la precisión del sonido que busca en sus producciones.

Ni siquiera hay que arruinarse para conseguir unos monitores más que decentes: la serie HS de Yamaha, por ejemplo, ofrece un interesante par de monitores en el rango de los 300 euros. Así que hazte un gran favor, y evita que tu música tenga problemas en el futuro por tener una mala audición.

Equipo necesario para grabar voces e instrumentos

Es posible que quieras grabar una guitarra, un ukelele, un teclado, etc. Quizá quieras añadir alguna voz a la mezcla.

Es muy probable que ya estés preparado para hacer eso también.

La mayoría de los portátiles tienen cámaras web integradas que contienen un micrófono. Lo único que tienes que hacer es configurar el micrófono de la webcam como fuente de entrada en la DAW y podrás grabar el audio que quieras. Esto es más que suficiente para grabar demos completas o, al menos, para empezar a practicar.

Hablaremos más sobre esto más adelante en el artículo, pero tu siguiente paso para conseguir un poco más de calidad en tus grabaciones será una interfaz de audio y un micrófono (o, Dios no lo quiera, un micrófono USB barato).

Pero ninguno de los dos es imprescindible al principio.

Si quieres empezar a hacer música recuerda que lo importante ya lo tienes, no dejes que la falta de equipo sea el problema.

Cómo hacer música con el ordenador y software (DAW) Gratis

El único obstáculo real es conseguir un DAW gratuito. Si estás dispuesto a pagar por uno al principio, te recomiendo que empieces con FL Studio por su facilidad de uso en Windows o que utilices el Garage Band gratuito en Mac.

Para los usuarios de Windows resulta que Avid sacó Pro Tools First que es una versión gratuita pero limitada. Es lo suficientemente bueno para empezar con seguridad. Te limita a 16 pistas que es más que suficiente si eres inteligente y no derrochas.

Si aprendes cualquiera de las dos cosas, sabrás cómo usarlas todas y podrás actualizarlas más adelante cuando sepas que estás comprometido y que no estás malgastando el dinero (porque los DAW profesionales pueden ser caros, como Pro Tools para Windows y Logic Pro para Mac).

Todo lo que necesitas para arrancar ya lo tienes con un ordenador. Entre otras cosas podrás:

  • Crear un MIDI con el piano roll, o
  • Crear una pista de audio habilitada para grabar, y
  • Establecer la fuente de entrada a tu webcam si estás grabando
  • Si sabes tocar el teclado y tienes uno puedes incluso introducir datos MIDI si consigues un cable MIDI a USB. Si no, puedes introducir las nota con el ratón o incluso con una fila de teclas del teclado. Es extremadamente sencillo y a menudo más rápido utilizar el ratón.
  • Como cantautor, puedes crear una canción entera a partir de dos pistas: una para la voz y otra para la pista de guitarra. Debes ser escéptico ante cualquiera que te diga que es más complicado que esto.

Experimenta haciendo tu primera canción

Es probable que no consigas terminar una canción completa, ni siquiera una que suene bien todavía.

Pero ahí es exactamente donde quieres estar.

Deberías explorar el software, probar los plugins y los sonidos, y simplemente aprender a manejarlo.

Los DAWs tienen una curva de aprendizaje y con el tiempo se van revelando más y más funciones, pero normalmente sólo cuando las necesitas. Así que no te atasques ni te sientas abrumado. Empieza de forma sencilla y trabaja con lo que sabes.

Eso podría significar que creas un bucle de batería y luego le añades una melodía y una línea de bajo que son incorrectas en cuanto a la teoría musical.

¿A quién le importa? Como principiante, debes divertirte, mantener el entusiasmo y seguir aprendiendo!

Como hacer tu primera canción que suene profesional

La música que se escucha en la radio puede parecer complicada, pero cada canción puede descomponerse en sus componentes individuales.

Este concepto es más fácil de demostrar si se echa un vistazo a las actuaciones acústicas en directo. Una canción acústica sencilla cualquiera puede grabarse utilizando dos pistas en tu DAW: una para la voz y otra para la guitarra.

Este sencillo concepto se mantiene constante, incluso cuando empiezas a añadir más elementos a una canción.

Simplemente acabarás teniendo que grabar el audio en más pistas.

La siguiente interpretación de «Loco» contiene pista de voz, pistas de guitarra, una pista de piano, una pista de percusion y probablemente un puñado de pistas dedicadas al percusionista que dispara samples de audio.

Incluso las pistas de EDM aparentemente intrincadas pueden descomponerse en sus componentes individuales. Al fin y al cabo, una canción como ésta se construye en un DAW de la misma manera que una canción como los cvers anteriores; sólo que hay más cosas.

Me gusta pensar que producir música es como dibujar un cuadro. Puedes empezar con un boceto en un papel, pero al añadir más líneas y refinar la imagen, terminas con una hermosa obra de arte; escribir música funciona de la misma manera.

1 – Elige tu programa de producción

La mayoría de la gente empieza con una idea sencilla, como una progresión de acordes o un sonido repetido, y va ampliando su canción de una en una.

Esto simplifica sustancialmente el proceso de escribir música y hace que la creación de canciones con múltiples capas sea manejable.

Ahora es obvio que las canciones se construyen superponiendo diferentes sonidos, pero para ello se necesita los ya comentados DAW.

Si nos ponemos un poco más técnicos, la gran pregunta es qué DAW debemos utilizar. Ninguna DAW es mejor que otro; cada una tiene sus pros y sus contras.

La mejor DAW es, de hecho, aquella con la que eres capaz de trabajar más cómodamente. Todos los DAW te van a permitir hacer más o menos lo mismo, así que es esencial comprometerse con un DAW y dominalo por dentro y por fuera.

Puedes descargarte una demo de la mayoría de los DAW más utilizados del mercado. Algunos de ellos vienen en forma de diferentes versiones; las versiones más caras ofrecen más funcionalidad. A medida que tus necesidades aumenten con el tiempo, podrás actualizarte a las versiones más completas del software que hayas elegido.

Para una Guía más completa sobre los DAW revisa: Los Mejores Programas para Hacer Música – Guía DAW.

2 – Escribe tu primera canción

Has completado el curso de vídeo recomendado para tu DAW, pero ¿ahora qué?

La mejor manera de seguir aprendiendo a producir música es intentando crear composiciones originales, y superando los obstáculos técnicos a medida que los vas encontrando.

La mayoría de las personas que nunca han tocado una DAW tardan alrededor de un mes de práctica semirregular en crear algo que recuerde a la música. No te desanimes si tardas un poco más; cada persona aprende a un ritmo diferente.

Te recomiendo que crees tu primera canción enteramente con samples y loops de audio. Un loop es un archivo de audio que contiene un sonido, o varios sonidos, que se reproducirán de forma coherente cuando se repitan.

La idea es acostumbrarse a estructurar una canción en diferentes secciones. Algunos DAW como Logic o Ableton vienen con enormes librerias de loops. También hay sitios como Splice te permitirá descargar loops y otras muestras libres de derechos para utilizarlas en tus producciones.

3 – Aprenda sobre teoría músical

La teoría musical es el estudio de las prácticas y posibilidades de la música.

Se ocupa de los métodos y conceptos que utilizan los compositores al crear música. La teoría musical es algo que puedes seguir aprendiendo a lo largo de toda tu vida, pero hay algo de teoría musical básica que te va a ayudar a escribir canciones.

La mayor parte de la música que escuchas en la radio es relativamente sencilla desde el punto de vista de la teoría musical, así que, a menos que intentes crear música clásica o jazz en tu DAW, puedes arreglártelas con una comprensión relativamente básica de la teoría.

Esto es una excelente noticia porque, en realidad, no se tarda tanto en aprender teoría musical básica.

Además existen algunos recursos fantásticos para aprender la teoría de forma moderna y poder escribir canciones casi de inmediato.

4 – Aprende Diseño de Sonido (Sound Design) y síntesis

El diseño de sonido es el arte y la práctica de crear sonidos para diversos fines. Incluye la grabación y la síntesis de sonidos para su uso en música, televisión, películas y videojuegos. El diseño de sonido es todo un campo en sí mismo, y algunas personas trabajan profesionalmente como diseñadores de sonido.

Recomiendo encarecidamente consultar algún libro, curso o manual sobre sinteis y modelado de sonido. Por ejemplo los siguientes vídeo te serán un buen punto de partid.

Deberías tener al menos un sintetizador de software de calidad con el que estés familiarizado. Los sintetizadores de software son programas de terceros que se integran en tu DAW; los formatos estándar incluyen la tecnología de estudio virtual (VST) y las unidades de audio (AU).

Aprender a usar un sintetizador puede llevar un tiempo, pero al igual que con una DAW, una vez que sabes usar uno, es mucho más fácil aprender a usar otros. Si quieres ayuda para elegir un sintetizador de software, lee «5 de los mejores sintetizadores de plugins del mercado» para que te ayude en la dirección correcta.

Tener un conocimiento general de la síntesis te ayudará a crear sonidos personalizados dentro de tu DAW.

5 – Aprende a Mezclar y Masterizar

Una vez que hayas escrito un par de canciones, te darás cuenta de que, aunque los arreglos estén bien, no suenan realmente como las canciones de la radio. La razón es que necesitas aprender más sobre la mezcla y la masterización. La mezcla es el proceso de combinar los distintos elementos de la canción, y la masterización es el proceso de dar formato a la canción para su distribución.

Antes de intentar mezclar y masterizar, tienes que conseguir un par de auriculares de estudio de calidad, como los populares Audio-Technica ATH-M50x. Te permitirán percibir tu canción de una manera que evite colorear el sonido y que te haga tomar decisiones de mezcla y masterización poco informadas.

Un curso de vídeo estructurado va a ser tu mejor amigo cuando empieces a mezclar y masterizar tu música. Dos grandes cursos de vídeo que vale la pena comprobar son Mixing Breakthroughs y Mastering Demystified con Justin Colletti; estos cursos no son específicos de un género. Si buscas tutoriales que sean específicos para un género, Matthew Weiss ha creado una serie de estupendos vídeos que pueden resultarte útiles a través de Mixthru.

Los efectos de audio de stock son estupendos, pero los plugins de terceros pueden facilitar la mezcla y la masterización. El paquete de plugins que siempre recomiendo a los principiantes que quieren ampliar su surtido de herramientas de mezcla y masterización es el paquete Waves Horizon. Incluye un montón de plugins diferentes y tiene un gran valor.

Otros paquetes de plugins que se pueden consultar son FabFilter Total Bundle, iZotope’s Music Production Suite 2 y Native Instruments Komplete Ultimate. Si haces clic en cualquiera de estos enlaces, verás que estos paquetes pueden ser bastante caros. No los necesitas para producir música de calidad, pero poseerlos puede ayudar a simplificar y agilizar el proceso.

6 – Realiza tus arreglos

Si vienes de un entorno de piano, o simplemente quieres una forma más táctil de escribir melodías y progresiones de acordes, un teclado MIDI va a ser tu mejor amigo. Los instrumentos MIDI utilizan un estándar de interfaz digital de instrumentos musicales (MIDI) para comunicar información como el tono y la velocidad con otros instrumentos MIDI, así como con ordenadores. Tocar melodías y progresiones de acordes, en lugar de programarlas, es una forma estupenda de humanizar tu música.

Los teclados MIDI no producen sonido. En cambio, te permiten activar sonidos dentro de tu ordenador; son controladores en lugar de fuentes de sonido. Por ejemplo, puedes utilizar un teclado MIDI para tocar una batería multimuestreada como Addictive Drums 2, o un instrumento de cuerda multimuestreado como RealGuitar. También puedes utilizar un teclado MIDI para controlar un sintetizador como Serum.

Un teclado MIDI muy popular es el Akai MPK Mini MKII. Es asequible, compacto y proporciona acceso a diferentes teclas asignables por MIDI, pads de ritmo, mandos y botones. Incluso tiene un joystick X-Y que puedes utilizar para grabar automatizaciones en tu DAW.

Si quieres mejorar tu controlador MIDI, el Komplete Kontrol S88 MK2 de Native Instruments es una gran opción. Tiene 88 teclas totalmente ponderadas y se integra excepcionalmente bien con los plugins de Native Instruments. Como pianista, este teclado MIDI debería hacerte sentir como en casa y proporcionarte todas las funciones expresivas que buscas.

7 – Explora los monitores de estudio y el tratamiento acústico

Una de las primeras cosas que veo que la gente compra cuando empieza a producir música es un conjunto de altavoces de estudio. A primera vista, parece lo más lógico. Si pones unos monitores grandes y caros en tu habitación, podrás monitorizar mejor tus mezclas, ¿verdad? No necesariamente.

La integración efectiva de un conjunto de monitores de estudio con tu sala requiere que inviertas en tratamiento acústico; aquí es donde las cosas pueden empezar a ser realmente caras. El ajuste de la acústica de la sala implica una serie de materiales de absorción y difusión. El objetivo es conseguir una posición de mezcla con una respuesta de frecuencia relativamente plana; de este modo se garantiza que las mezclas se coloreen lo menos posible cuando se reproduzcan en otros sistemas.

Hay que pensar en los monitores de estudio como un único componente de un sistema más complejo que incluye la sala. Todas las salas son diferentes y requieren un tratamiento acústico especializado. Los estudios de dormitorio no son ideales para mezclar y masterizar música, pero sin duda se pueden tratar lo suficientemente bien como para producir música de calidad profesional.

Una interfaz de audio, como la Focusrite Scarlett 2i2, te permite convertir la señal analógica en digital y viceversa. La conectas a tu ordenador con un cable USB y te permite grabar señales de nivel de instrumento, señales de nivel de micrófono y señales de nivel de línea. También te permitirá reproducir el audio de tu ordenador a través de un conjunto de monitores de estudio profesionales.

Un monitor de estudio muy popular es el Yamaha HS8; lo verás en muchos estudios caseros. Yo no recomendaría comprar monitores de estudio principales con conos mucho más pequeños que éstos, porque cuanto más pequeño sea el altavoz, menos graves podrá producir. Con lo cual perderías la referencia para ciertos estilos de música donde las frecuencias bajas son sumamente importantes.

Si quieres subir de nivel, puedes incluso considerar la compra de este combo ADAM Audio A7X y Sub10 para obtener una respuesta de graves ampliada; es parte del equipo que utilizamos en Black Ghost Audio. Si decides comprar un subwoofer, asegúrate de leer «Cómo configurar un subwoofer de estudio» para asegurarte de que lo integras correctamente en tu configuración. La integración incorrecta de un subwoofer con sus monitores principales puede causar más problemas que los que soluciona.

La mayoría de la gente que lee esta guía no está dispuesta a gastar más de 2.000 euros en altavoces y tratamiento acústico.

Es posible que ni siquiera tengas el espacio necesario para una instalación como esta, y eso está bien.

Como ya he dicho, todo lo que necesitas para empezar a hacer buena música es un ordenador y un DAW. Cuando empecé a producir música, tenía amigos que escribían canciones increíbles utilizando efectos de audio de stock y auriculares de Apple. Un equipo caro no garantiza una gran música.

8 – Desarrollar una rutina de práctica eficaz. El trabajo y la constancia son la única clave del éxito.

Dado que la producción musical es una habilidad que necesita ser aprendida, te conviene practicar regularmente. Esto significa abrir tu DAW y dedicar un poco de tiempo cada día a crear algo nuevo.

No es necesario que escribas una canción entera todos los días, pero intenta trabajar al menos en un proyecto. Busca un tutorial en YouTube sobre cómo hacer algo con lo que tenías problemas el día anterior y pon en práctica lo que has aprendido.

Una buena regla general es dividir tu tiempo en un 20% de investigación y un 80% de práctica.

Si aplicas lo que has aprendido a tu proceso de producción, se te quedará grabado y formará parte de tu rutina. Las personas que son grandes productoras de música tienen unos hábitos de producción excepcionales. Han dedicado miles de horas a la práctica y han perfeccionado su flujo de trabajo, lo que les permite trabajar con rapidez y eficacia.

Al principio, debes dedicar tu tiempo a crear una gran cantidad de trabajo. No te preocupes por la perfección; es una pérdida de tiempo porque no tendrás todas las habilidades necesarias para ejecutar tus ideas cuando estés empezando. Cada vez que termines una canción, habrás aprendido algo nuevo, y la siguiente canción que escribas será un poco mejor. Sólo tienes que asegurarte de buscar activamente la respuesta a los problemas que te encuentres mientras produces música.

Una vez que hayas escrito unas 100 canciones, puede ser el momento de centrarte en la calidad. Llegados a este punto, es de esperar que poseas las habilidades necesarias para llevar una canción de principio a fin y ser capaz de perfeccionarla hasta el punto de que suene como algo que pueda escucharse en la radio.

Aprender a crear música es un proceso no lineal, y cada uno aprende a su propio ritmo. Hay un montón de subtemas diferentes, como la teoría musical, el diseño de sonido, la grabación, la producción, la mezcla y la masterización, en los que tienes que formarte. Puedes optar por centrarte en el diseño de sonido un día y en la mezcla al siguiente.

Siempre que te propongas aprender algo nuevo cada día, verás un crecimiento impresionante con el tiempo.

Te ha sido útil este post?

Haz Clic en las estrellas para puntuarlo!

Puntuación media: 5 / 5. Votos: 3

No votes so far! Be the first to rate this post.

Sí este post ha sido útil para tí...

Guarda y Comparte esta información en tus redes!

Sentimos que este post no haya sido útil para ti!

Ayúdanos a mejorar este post

Dinos cómo podríamos mejorar este post?

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Productor DJ - música, tutoriales, cursos.
Logo
Enable registration in settings - general

ARE YOU IN?

12,000 subscribers already enjoy our premium stuff.

Subscribe now

We Are Music Makers productorDJ

La mayor comunidad de creadores y profesionales de la música

Estamos en:

Leave us a message

¿QUIERES APRENDER SER DJ?


– Sin perder TIEMPO ni DINERO.

– Estamos lanzando el curso más potente jamás creado para ser DJ!
– Del creador del Curso de DJ más vendido en español con más de
2.430
alumnos y 87% reviews positivas!

– Si quieres que te informemos cuando esté listo déjanos tu mail!

También puedes unirte a nuestro grupo de TELEGRAM: