A los DJs les encanta ser el centro de atención. Pero no deberíamos olvidar nunca que el verdadero foco de atención siempre debería ser simplemente uno: “la música”.

A veces parece como que en el transcurso de la noche un DJ siempre está buscando maneras de recordarle al público: “Oye gente, yo no soy un iPod sobre-pagado!” Aunque nos encanta cualquier tipo de reacción positiva del público a veces abusamos de ciertas técnicas que se han utilizado de forma exagerada, y que de esta forma acaban sobresaturando y cansando a la audiencia. Aquí están cinco de los peores técnicas de las que hoy en día abusan muchos DJ´s y sus alternativas más creativas.

Abusar del éxito del momento.

El truco más sencillo de todos y del que más se abusa podría ser el poner la canción con mayor écito del momento la cual todo el mundo espera oír. Es una forma segura de conseguir una multitud en el piso rápida y confiable. Por desgracia, el abusar del éxito del momento también tiene su pega y es que después de este nada realmente sabe tan bueno.

La alternativa creativa: Escoger un sample (en loop) reconocible (pero no la canción completa) de la melodía más popular del momento y mezcla esta bajo una pista menos conocida en la misma clave (escala) musical. Obtendrá esa respuesta muy positiva del público, la gente comentará “lo increíble que es este DJ!”y sin embargo no habrás quemado un cartucho del que te será difícil recuperarte.

Juegar con los bajos y graves.

Todo Dj sabe como funciona esto:

1. Utiliza la Eq de la mesa para corta los bajos (frecuencias graves)

2. Levantar las manos

3. Soltar el bajo de nuevo!

La alternativa creativa: Aproveche los efectos que incorporan las últimas mesas de mezclas como la Pioneer DM 2000 o los programas para mezclar como tracktor. Un tip que funciona bastante bien es hacer un barrido de filtro y reverb para poco a poco hacerse con el bajo y volver a introducirlo haciendo uso del típico efecto de beatmasher con un sutil fill creciente. Es más difícil, menos genéricos y generalmente funciona mejor en todas las ocasiones y tracks.

Cansar al público con el micrófono.

¿Soy sólo yo, o a vosotros también so parece que algunos DJs tienen algún tipo de complejo de autoridad, ordenando a la gente a hacer cosas extrañas cada 10 minutos por el micro?

¡ Todos ir al bar y comprar 4 bebidas, luego volver y bailar más!

En serio, no hay nada más humillante para un artista que la típica multitud entusiasta que no reacciona a las llamadas del artista:

“Quiero ver las manos de todo el mundo bien arriba!” o “¿Cómo estáis todos esta noche?”

La alternativa creativa: Si realmente quieres animar al público utiliza solo el micro de forma excepcional y di algo creativo. Manda un mensaje original.

Corta la música para que la gente pueda cantar el estribillo de una canción.

OK, lo admito, es bastante divertido. Es un hecho, si usted está pinchando música cantada después de todo, ninguna de estas reglas importa de verdad. Tira tartas al público, rocía champagne y puedes cumplir con cada cliché DJ jamás inventado.

Haz un loop repetitivo de batería.

Pon un loop en bucle y haz un downbeat, el bombo, el bajo, el golpe, el golpe – o como lo quieras llamar y luego acelerandolo para que vaya más y más  r     r    r   r  r  r r rrrápido es uno de los nuevos trucos más repetidos por DJ´s.

La alternativa creativa: Mayoría de las personas acumulan el bombo, convirtiendo la canción entera en un grave lío. En vez de esto intenta coger otras partes de la canción como una acapella (que suele funcionar muy bien) y acortar el bucle para crear la misma estructura pero con un poco menos “sabor” al típico efecto de Swedish House Mafia.